Blogia
El Sillón Bol

Lágrimas blancas y negras

En un fin de semana de mucha actividad para el Sillón Bol se han entreverado las decepciones, la muerte en Haití, los fracasos, las sorpresas y alguna alegría como la clasificación para la Olimpiada del equipo masculino de hockey sobre hierba y el tercer puesto de Alonso en Australia.

Sorpresas. Sobretodo el histórico triunfo de Irlanda en Twickenham frente a Inglaterra en el Seis Naciones de rugby, que aparta al quince de la Rosa de la posibilidad de conseguri el Gran Slam. La selección campeona del mundo sucumbió, tras 22 partidos sin perder en Londres, ante el quince del Trébol. La línea de tres cuartos irlandesa dirigida por Brian O’Driscoll trajo por la calle de la amargura a la delantera inglesa.
Menos sorpresa fue la derrota de Escocia en Italia y el triunfo de Francia en Gales, lo que posibilita a los azules hacerse con el Gran Slam, aparte de con el Torneo.

Alegrías. Ver a Valverde ganar en su tierra de Murcia. Si el Kelme lográ la invitación para el Tour puede ser nuestra baza en la Grand Boucle. También nos alegró la clasificación de la selección de Hockey Hierba para Atenas, un deporte que tiene precisamente su momento de gloria en las olimpiadas. Y dentro de las satisfacciones el tercer puesto de Alonso en Melbourne, además de comprobar que tenemos a un deportista arriesgado, ¡menudo adelantamiento por el sembrado a Montoya!, pero al que no hay que darle demasiado empuje mediático porque todavía ha hecho muy poco, y la previsión para este año es la de contemplar muchas carreras el tubo de escape de los Ferrari.

Decepción. Las lesiones de dos cracks galácticos del deporte. El sábado caía Ronaldo con su rotura de fibras en el Sardinero. Un aliciente menos (o más) para el partido contra el Bayern. Por su parte el domingo en el frontón Ogueta de Vitoria en un tropiezo maldito Rubén Beloki se rompía el cúbito. El zaguero navarro arrastra en su desgracia a otro gafado como Aimar Olaizola y no disputarán la final del Parejas. Además, Beloki puede verse abocado a otra gran decepción que sería no jugar el manomanista.

Fracaso. No conseguir ninguna medalla en los mundiales indoor de atletismo nos dejó cara de mosqueo. ¿Qué ha pasado aquí? ¿Cómo han llegado de forma y de ganas nuestros atletas? Parece ser que la peña piensa demasiado en Atenas y a estos mundiales que le den. Sin embargo hay están los records de otros contendientes y las dos atletas mito que han vuelto a quedar campeonas mundiales. Chapeau para Gail Devers en 60 metros lisos y a María Mutola en 800. No me quiero olvidar de Marta Mendia que ha sido de lo mejor de la selección española con ese sexto puesto en salto de altura.

Lágrimas. Por Ricardo Ortega, el corresponsal de Antena 3 muerto en Hatí, que tantos buenos momentos nos ha hecho pasar en los zapings del Sillón Bol, sobretodo cuando con naturalidad y sorpresa nos contó el 11 de Septiembre. Maldito fuego cruzado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres