Blogia
El Sillón Bol

España 1, Noruega 1

No pudo ser. Un maldito cable de la televisón subjetiva que se incendió, causó el despiste que dio con Carlos Sainz en la cuneta. Una vez más, y van seis, el madrileño dijo adiós a un mundial en el RAC de Gran Bretaña. ¡Oh Pérfida Albion!

Yo quería que ganase Carlos Sainz porque es de mi quinta, y por tanto es uno de los pocos deportistas de élite que nos mantiene en activo. Uno es consciente del terrible paso del tiempo cuando los deportistas a los que anima, con los que disfruta y a los que menta a la madre ya no son de la quinta. ¡Qué horror! Ahora son imberbes muchachos como el noruego Peter Soldberg los que desplazan a mitos como Sainz. ¿Dónde están los Zubizarreta, Indurain, Delgado, Pizo Gómez y demás especímenes de mi generación? Se han convertido en yupis de la new economia. Sí sólo nos quedan el mencionado Carlos Sainz, Seve Ballesteros y Martin Alustiza.

Volviendo al mundial de Rallys, lo que ha quedado comprobado es que el gafe no era Luis Moya, ya que el eterno copiloto, ahora director deportivo en Subaru, a las primeras de cambio ha conquistado el campeonato de manos de otro nórdico. A Ras.

Por cierto, en las confrontaciones Noruega-España, que sirven de preludio a los transcendentales partidos de fútbol de la futura repesca, vamos uno iguales. Ya que el uno cero lo anotó Letizia Ortiz frente a Eva Sanum y el empate lo consiguió para los escandinavos en Cardiff Peter Solberg. O sea que de cara a la repesca las espadas siguen en lo alto, eso sí, que el piloto madrileño, por favor, no acuda a ver el partido.

La verdad es que nos dio mucha pena comprobar como Sainz se convertía en el el español que no pudo subir una colina, allá en Pais de Gales, tal y como le sucedió a Hugh Grant en esa bonita película que transcurría en parajes de Qué verde era mi valle. Por cierto, a punto estuvieron los dragones de dar la gran sorpresa del Mundial de Rugby, ya que por momentos tuvieron contra las cuerdas a Inglaterra. Lo que no sé, es qué hacía el Príncipe Harry vestido con la camiseta de Inglaterra animando al Quince de la Rosa, cuando él representa a toda Gran Bretaña y es hijo del Príncipe de Gales. Por cierto, ¿saldrá del armario el príncipe Charles por su supuesta bisexualidad? Aunque yo estoy con él, prefiero al guapo pateador Jonny Wilkinson vestido que a Camila Parker Bowles desnuda.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres