Blogia
El Sillón Bol

Alonso, del Tigre de Malasia al León del Desierto

Reconozco que me he enganchado a la Fórmula 1. No me he perdido ninguno de los tres grandes premios celebrados hasta ahora. Es más, veo los entrenamientos y lo que los entendidos llaman mini poles.
Todo esto se lo debo a Fernando Alonso. Creía que el alarde mediático en torno al asturiano era exagerado. Sin embargo, he de admitir que estaba justificado.
Las retransmisiones de Telecinco aportan pasión por el automovilismo. Antonio Lobato narra las pruebas con estilo radiofónico, Gonzalo Serrano es el apoyo perfecto en los sabios comentarios, ¡lo que aprende uno de trazados, carburantes y estrategias de equipo,! y Víctor Seara aparece puntualmente desde boxes con el piloto noticia. Normalmente les acompaña Pedro Martínez de la Rosa, verdadero valor añadido, por su experiencia como piloto, de la carrera. Ayer le sustituyó el ingeniero Joan Viladeprats ya que el barcelonés se batió el cobre en la arena de Bahrein.
Ayer nos quedamos sin el duelo con Schumacher, al que una avería hidráulica dejó fuera al flamante nuevo Ferrari. Ya llegará. A partir de la retirada del kaiser la carrera fue un festival Alonso y la emoción se trasladó al Maclaren de De la Rosa y su pundonor que le dejaron fuera de pista dos veces. Al final fue quinto.
La próxima cita en Imola. Contamos las horas que faltan.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

míguez -

A mí no me gustan mucho los coches, lo reconozco; pero no dejo de preguntarme si es que el circo de la fórmula 1 comenzó hace un año, y es que antes no había nada. A decir verdad, es lo que se preguntan muchos aficionados.

La pirámide está invertida en este país nuestro. Primero alguien tiene que destacar y después se da difusión a una modalidad deportiva. Mientras tanto, sólo fútbol...

naranji -

espera dos carreras mas, y tienes la vuelta del Kaiser al podio......
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres