Blogia
El Sillón Bol

San Roberto

Ayer fue el día de los Robertos. En la Bicicleta Vasca Roberto Laiseka se impuso en la mítica subida a Arrate, Roberto Heras ganó la general de dicha prueba, Roberto Locatelli venció en la cilindrada de 125 en Mugello, el arquero de Boca Juniors Roberto Abbondanzieri debutó con la selección argentina, mantuvo su puerta cero, eso sí, su equipo fue incapaz de meter un gol a Paraguay, y a Roberto Carlos el Madrid le dio un ultimatum para que renovara por el club blanco, a ver si es verdad, le perdemos de vista y le da la brasa al ruso.

En la Euskal Bizikleta me enganché por primera vez en esa temporada al ciclismo. Ya se huele el Tour y la afición está con ganas de ver a los corredores en plena forma, disputando con ganas las pruebas. Es el caso de los Liberty Seguros de Manolo Saiz. El preparador de Torrelavega ya comienza a reglar su engranaje de cara al Tour. Otra cosa es que le ocurra alguna desgacia, porque Manolo Saiz está gafado en la Grande Boucle. Las repletas rampas de Arrate y las cunetas de la crono entre Elorrio y Matiena me emocionaron y me volvieron a ratificar que la afición que hay al ciclismo en esa zona no es comparable a otros lugares. Y si no fíjense en otras carreras de cinco días y entre todas no llegan a la peña que había ayer en Usartza.
En lo deportivo vimos como los Euskaltel andan como motos y a Roberto Heras presentar sus credenciales al Tour de Francia. Sin embargo, la noticia ciclista del día no se dio en la Euskal Bizikleta sino en la Dauphine Liberé ya que Iban Mayo se impuso en la prólogo a Armstrong y Hamilton. A eso hay que añadir su segundo puesto del sábado en la Clásica de los Alpes y tenemos al amigo Mayo como otro serio aspirante al Tour. ¡Qué bien nos lo vamos a pasar en julio!

Ayer también vimos como Rossi le echó muchos huevos en la pista mojada de Mugello y se llevo la prueba de Motos GP. Sete encendió la calculadora y se conformó con la segunda posición antes de salir rodando ante la hilaridad de los tiofsi. Por la tarde la final masculina de Roland Garros nos mostraba otra final monocolor. Si el sábado fue el día de la ensaladilla rusa, el domingo tocó el asado argentino. Y frito se quedo Coria cuando llevaba el partido encarrilado y le entraron los calambres que hicieron resurgir a Gastón Gaudio. 27 años después de Guillermo Vilas otro argentino se coronaba rey del polvo de ladrillo.

Por último, la Selección ya está en Portugal y ya tenemos el debate Valerón, durará hasta el partido del sábado frente a Rusia cuando salga el canario y ante el frente ruso ni las huela. Automáticamente surgirá el debate Torres ante Portugal, y después el debate banda izquierda, y así hasta que nos manden para casa y los poderes fácticos apunten "ya lo decía yo". Otro seleccionador al patíbulo please.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres