Blogia
El Sillón Bol

Creus dejó en evidencia a Imbroda

La Copa del Rey de basket celebrada en Zaragoza ha centrado gran parte de mi actividad como sillonbolista este fin de semana. Este torneo tiene un atractivo especial. Es el KO por excelencia. El gran ambiente en la grada se ve reflejado por lo espectacular de los choques en la cancha.
Ha ganado el trofeo el Unicaja de Málaga, lo ha hecho por primera vez en su historia, y además es el primer galardón que obtiene dentro del paraguas ACB.
El conjunto andaluz se clasificó de rebote en el último partido de la liga regular. Sin embargo, la racha era victoriosa, de equipo que iba a más. El efecto de las rachas en el deporte, tanto positivas como negativas, es demoledor. La costumbre de ganar, o perder, realiza un efectivo trabajo psicológico. Así que la inercia vencedora del Unicaja, que ya se había iniciado semanas atrás, le ha hecho poseedor de la Copa del Rey.
En el plano individual el amigo Garbajosa realizó ayer un encuentro excepcional. Leyó el partido como un balcánico. Puso la garra, la templanza y un soberbia elección de táctica individual cuando lanzó un triple ganador.
Por otra parte, en lo micrófonos de La 2 pudimos oír a un buen Pedro Barthe, narrando con objetividad y ritmo. El flamante nuevo director de TVE, que suele perder los papeles cuando juega la selección española, sobre todo si hay yugoslavos en juego, ayer lo hizo bien, para mi gusto. En los comentarios tuvimos un duelo desigual. Chichi Creus dejó, una vez más, en evidencia a Javier Imbroda. El ex base catalán cada ocasión que opinaba era para impartir una lección de baloncesto. Continuamente mostraba las claves precisas para entender un deporte que no es nada fácil de seguir tácticamente. Creus tenía analizados los equipos, sus jugadas más efectivas, su modelo defensivo, etc. y todo eso lo intercalaba sabiamente entre la narración de Pedro Barthe.
Sin embargo, el ex seleccionador Javier Imbroda sólo decía obviedades o reafirmaciones a lo que manifestaba el locutor. Mientras Creus vaticinaba que Herreros cortaría por el fondo de la canasta para recibir el balón tras un bloqueo, Imbroda nos abría la luz con comentarios del tipo "importántisimo Garbajosa" "efectivo Bennett" ¡cómo si no lo estuviéramos viendolo todos!
A un comentarista se le pide que aporte luz y punto de vista entendido a lo que vemos y sabemos; que nos explique las situaciones del juego y nos resuelva las dudas de aficionado que tenemos. Y la verdad Javier Imbroda no está dotado para ello. Al contrario que Joan Creus que se ha convertido en el mejor comentarista de la televisión deportiva actual.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

míguez -

Saludos, ya he publicado el artículo para el que me has dado la idea con tu post. Espero que sea de tu gusto: http://luisrmiguez.bitacoras.com/archivos/2005/03/18/narracion_y_comentarios

míguez -

No seguí la final, pero leyéndote sobre Imbroda me recuerda los comentarios de Michel con el fútbol. Además de soso, insulso e insustancial. Coincido plenamente contigo sobre lo que se le debe pedir a un comentarista. La fórmula periodista+técnico no suele ser muy bien aprovechada por estos pagos. Ambos deben conocer algo del cometido del otro. Me da que este asunto que has destapado voy a dedicarle un artículo... ;)
Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres