Blogia

El Sillón Bol

Llegan las apuestas de pelota a Internet

Ya lo comentábamos en el Blog de Manista que con motivo del partido entre Beloki y Patxi Ruiz, una nueva revolución llega al mundo de la pelota. Han tardado, pero las casas de apuestas en Internet ponen a disposición de todo el público la posibilidad de jugarte unos euros a favor (o en contra) de un pelotari. En concreto la casa Betfair, con sede en Londres, propone los partidos Olaizola II contra Gonzalez y el atractivo Beloki-Martínez de Irujo. Hagan juego señores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Chichi Creus, el MVP de la Copa

No es por quitar mérito a Prigioni (del Tau campeón), un base que me ha encandilado durante toda la competición, pero con el personaje que más he disfrutado de la Copa del Rey ha sido con Chichi Creus. El comentarista de TVE cada vez que abría la boca era un lección de basket. Siempre añadía luz a la jugada y aportaba valor añadido con sus comentarios. El espectador ha entendido la importancia de un bloqueo directo con continuación de Scola. ¿Para cuándo un Creus en fútbol? Su compañero Javier Imbroda, que ha estado algo mejor que en ocasiones precedentes, ha quedado en evidencia.
Por otro lado, la realización televisiva no me ha gustado nada. Ha querido ser evocadora de lo que hacia Canal Plus (que era horrorosa, no podías seguir un encuentro sin marearte) y como suele ser habitual cada vez que hay alardes técnicos con las cámaras cenitales, a ras de suelo, de primeros planos, etc. nos hemos vuelto a perder robos de balón (a Prigioni no le hemos visto ninguno en directo), canastas rápidas, defensas presionantes… Lo volvemos a decir: queremos ver la noticia (canasta, personal), el partido, el balón en vivo… las pajas mentales del realizador, por favor, con el balón muerto (tiempos muertos, descansos, etc.). Vamos como en la NBA, que sería imperdonable no ver en vivo un robo de balón en una defensa presionante, en vez de contemplar la gota de sudor que surca la cara del triplista cuando regresa cansino hacia su canasta. Menos TV Dogma y más NBC o CBS.

Regreso al Sillón Bol

Que mejor ocasión que regresar al Sillón Bol con la jornada que aconteció el domingo. La televisión echó humo. Sirva a todos ustedes como lo viví yo cronológicamente tirado en mi sofa.
Como es habitual el chaval no tuvo piedad y las siete de la mañana me despertó. Me acordé de repente que las motos estaban enchufadas desde Malasia. Así que conecté con el soso de Miguel Ángel Roselló y me vi el dos y medio con el dominio de Stoner y la decepción por la caída de Pedrosa, más tarde contemplé como las Ducati se imponían en GP y como el doctor Rossi se proclamaba campeon del mundo sin despeinarse y sin rivales (el amigo Sete, una vez más, beso el asafalto).

Sabiendo como venía la tarde de Sillón Bol, dediqué unas horas a la familia. Eso si, desde las 10:30 tenía puesto Eurosport para seguir el mundial de ciclismo. Después de comer me enfrasqué en las estrategias txirrindularis y me fijé en la cantidad de obras que hay en Madirid. De fondo oía a mi amigo Juan Mari Guajardo narrando el campeonato desde la Castellana. Y sucedió que cuando nadie daba un duro por Alejandro Valverde, el chaval del Islas Baleares consigue la plata detrás de un inconmensurabel Tom Boonen. La escuadra azurra todavía busca las explicaciones de por qué no ha conseguido medallas con Petacchi y con Bettini.
Tras el ciclismo, breves minutos de atención al tenis a ver si Ferrero volvía a giñarla. No fue así y España se mantiene en el Grupo Mundial de la Davis.
Me tomé un respiro y bajé al bar a tomar un café y oír qué decián los parroquianos del pay per view: Osasuna ganaba sin presión y en el Madrid tres payasos hacían la cucaracha.
Sobre las seis volví al sillón para ver el tercer y cuarto puesto del Eurobasket. Enseguida me di cuenta, que los saltimbanquis franceses, como los llamaba Pedro Barthe, nos darían para el pelo. Entre canasta y canasta gabacha hacía zapping hasta el Adarraga para comprobar que Titín y Goñi III no iban a tener piedad de Olaizola I y Beloki en la final de los sanmateos.
Unos minutos antes de las siete conecté con Telecinco para ver la previa del momento esperado del día. Que si llovía en Sao Paulo, que si no, etc. Semáforo en verde, cruzamos los dedos. Vemos que Montoya no arrolla a Alonso tras la salida lanzada con el Coche de Seguridad y respiramos. Estamos seguros que Alonso gana hoy el Mundial. Prestamos atención a lo que dicen los entendidos sobre la estrategia de las paradas en boxes y seguimos tranquilos. A eso de las ocoho y media certificamos que el asturiano es campeón y que a España le han caído 30 de diferencia en Belgrado.
Llega el vendaval Alonso en la tele y aprovechamos para preparar la cena antes de que empiece la final del Eurobasket. Me alegro por Yannakis (al único griego que conocía de todo el plante). Los helenos ya son campeones de fútbol y de baloncesto. ¡Manda cojones!
De los goles de la jornada ni hablamos. La familia hasta el miércoles no me dirige la palabra.

Al carajo con los franceses

Fin de semana de élite deportiva. A la consabida finalización de la Liga de fútbol, con la UEFA de Osasuna, el Pichichi de Forlán, el descenso del Levante, etc. hay que sumar ciclismo, balonmano, fútbol sala, tenis, baloncesto y automovilismo. El paraíso del sillonbolista.

El sábado el Giro de Italia dio un paso más en la recuperación de un prestigio que otrora tuvo. La ascensión al puerto de la Fenestre, con sus últimos kilómetros sin asfaltar, y la pelea de Simoni con Savoldelli fue histórica. Como los duelos de Copi y Bartali, que la Rai homenajeó cuando pasaba al blanco y negro en la perpleja subida al col alpino. La etapa se la llevó Rujano, un venezolano de la estirpe escarabajo.

El domingo fue el turno de los coches. Una vez más, la emoción nos hizo pegarnos al televisor (46% de share). Llegó la última vuelta con Alonso presionando a Raikkonen y llegó el momento en que el finlandés de hielo se fue al carajo junto con su tren delantero y una rueda bailando como un yo-yó. ¿Será la manoseada suerte de los campeones?

Después apareció el tenis del polvo de ladrillo (como dicen los argentinos) con el enfrentamiento estrella entre Grosjean y Nadal. El manacorí dominaba el encuentro pero irrumpió una bola dudosa que el juez argentino dio buena a Nadal. El galo protestó y echó encima del árbitro y Rafa toda la mala baba de la jet set gabacha. Casi diez minutos de protesta de un endomingado público que ayer estaba muy negativo. Sino ahí tenéis el NO francés a Europa.

La jornada se completó con el triunfo del MRA, los play off de basket, la final de la Copa de balonmano y el Rey hablando en la 2 de vela. ¿Se puede pedir más?

Aitor Zarate publica la novela "La trampa del oso"

PortadadefAitor Zarate (Vitoria-Gasteiz, 1966), que fuera jugador de baloncesto profesional en varios equipos como Baskonia, Caja Bilbao, Orense, Sevilla, Zaragoza o Granada ha publicado su primera novela: La trampa del oso.
El libro aborda con suspense el mundo de los negocios, el deporte y los abogados. La trama está basada en un hecho verídico: un robo legal que le sucede a un miembro de una empresa de representación deportiva y de cómo éste recurre a un "solucionador" para recuperar esa importante cantidad de dinero.

Aitor Zarate actualmente se dedica a inversiones en el mercado de Futuros de Chicago (SP500), cuando dejó la práctica baloncestista promovió un par de empresas de representación deportiva.
Precisamente en la novela se refleja fielmente cómo son las situaciones cotidianas de los grandes cracks deportivos en su relación con los managers y los clubes.

El libro sólo se puede adquirir solicitándolo por teléfono (607855148) o por correo electrónico:
latrampadeloso@hotmail.com

Título: La trampa del oso
Páginas: 256
Precio: 15 euros
Editorial: FH

¿Dónde está el interés general?



No vi la final de la Euroligue. No tenía ganas de ir peregrinando de bar en bar convenciendo al camarero latinoamericano para que pusiera el Digital Plus. Me daba pereza comenzar a explicarle quién era el Tau, qué es la Euroliga, etc. Así que me di una vuelta por el ratón de Getaria oliendo como los besugos se ponían en su punto en las afamadas, y caras, parrillas del Iribar, Talaipe, Elkano o Astillero.

¿Dónde está el famoso interés general? Si una final de la Copa de Europa de Basket, en la que juega un equipo español, no es interés general que venga Dios y lo vea.
El Plus se cargó la ACB y va camino de hacer lo mismo con las competiciones europeas.
Oí el partido por la radio y en seguida me percaté de que el asunto iba a estar difícil. Me daba en la nariz que Jasikevicius le mojaría la oreja a Macijauskas. Así fue.

Otro que quedó segundo fue Alonso. Afianzado en el liderato pero con un oponente joven y veloz que le dará mucha guerra. Ojo con Raikonnen. Por cierto, al asturiano le veo un poco subidito. Humildad Pequeño Saltamontes, que todavía no has ganado la guerra, sólo batallas.

Estoril, gafe

Sete se fue al suelo, y con él nuestras esperanzas de revivir el duelo con el doctor. Una pena. Antes en 250 no dábamos crédito a que Pedrosa no pudiera empalmar con los de arriba. Luego nos enteramos que se le empañaba el casco y que no veía el chaval. Televisión Española ha apostado fuerte por las motos. En sus telediarios ocupa el primer lugar por delante de la información del Madrid y del Barça, además ya se nota la mano de Pedro Barethe como nuevo director de deportes del ente. Ha colocado a los catalanes de comentaristas.
Miguel Ángel Roselló ha tomado el relevo al mítico Valentín Requena. En la primera carrera, la de Jerez, tampoco oímos a Ángel Nieto. Sin embargo, han tenido que recuperar al 12+1 para que intervengan un par de veces por carrera. Las apariciones del excampeón aportan algo de luz. Con Nieto en la retransmisión de ayer hubiésemos sabido lo que le pasaba a Pedrosa, fijo.
Yo prefería al equipo de comentaristas del año pasado. Mucho tienen que mejorar los de esta temporada.
En donde si se nota un salto cualitativo es en las imágenes subjetivas, hay más; son espectaculares e informativas. Eso de ver como toca con la rodilla el asfalto Alex Barros, mola mucho. Quedan pruebas para mejorar.

Notas de Fútbol, nuevo blog

Notas de Fútbol, nuevo blog

Desde hace varias semanas un grupo de bloggers deportivos hemos estado preparando la salida de una nueva bitácora. Se trata de Notas de Fútbol y en él encontraréis artículos originales sobre este deporte tanto de España como del resto de Europa y de Latinoamérica.

Alonso, del Tigre de Malasia al León del Desierto

Reconozco que me he enganchado a la Fórmula 1. No me he perdido ninguno de los tres grandes premios celebrados hasta ahora. Es más, veo los entrenamientos y lo que los entendidos llaman mini poles.
Todo esto se lo debo a Fernando Alonso. Creía que el alarde mediático en torno al asturiano era exagerado. Sin embargo, he de admitir que estaba justificado.
Las retransmisiones de Telecinco aportan pasión por el automovilismo. Antonio Lobato narra las pruebas con estilo radiofónico, Gonzalo Serrano es el apoyo perfecto en los sabios comentarios, ¡lo que aprende uno de trazados, carburantes y estrategias de equipo,! y Víctor Seara aparece puntualmente desde boxes con el piloto noticia. Normalmente les acompaña Pedro Martínez de la Rosa, verdadero valor añadido, por su experiencia como piloto, de la carrera. Ayer le sustituyó el ingeniero Joan Viladeprats ya que el barcelonés se batió el cobre en la arena de Bahrein.
Ayer nos quedamos sin el duelo con Schumacher, al que una avería hidráulica dejó fuera al flamante nuevo Ferrari. Ya llegará. A partir de la retirada del kaiser la carrera fue un festival Alonso y la emoción se trasladó al Maclaren de De la Rosa y su pundonor que le dejaron fuera de pista dos veces. Al final fue quinto.
La próxima cita en Imola. Contamos las horas que faltan.

Brito Arceo, el galáctico del año

Nuestros sesudos analistas deportivos no hacen más que darle vueltas al desastre del Madrid. La Guerra de las Galaxias ha lanzado al espacio su último capítulo, dicen.
Aquí tenemos nuestro particular agujero negro con Osasuna, un conjunto que va a llegar al equinocio primaveral sin saber lo que es ganar.
Este fin de semana todo ha quedado eclipsado por el galacticidio. Poco se va a hablar del tercer título de un joven Raga que ha quedado campeón del mundo en trial indoor. Importa mucho más la ruleta rusa que se cargará al galáctico de turno.
Menos se va a comentar del gran triunfo de María José Rienda en el Gigante y su tercer puesto en la clasificación final en esta especialidad de esquí alpino. En los medias vende mucho más la extraña pareja formada por el ser inferior Butragueño y Arrigo Sacchi, un cráneo de oro que bajó a Segunda al Atlético de Madrid y que a este paso no mete al Madrid en Champion.
Nos hemos enterado de puntillas del triunfo de Valverde en la París-Niza y de los éxitos de Freire en la Tirreno-Adriático. Ocupa más espacio el atolondramiento de un Luxemburgo que se ha creído Estados Unidos.
He apreciado sólo un breve comentario de la apabullante victoria de Gales frente a Escocia en el 6 Naciones de rugby. Los dragones van camino de conseguir un histórico Gran Slam que vuelva a hacer sonreír a este país, para el que el rugby es una religión, y así lo sienten. Vamos, igual que para Guti ir a entrenar todos los días pensando en cómo le sentará la diadema.
En fin, menos mal que a los sillonbolistas nos queda Brito Arceo, aquel colegiado que las liaba pardas y que va camino de convertirse en Freake del Año, como dice Tontxu. Lo alucinante es comprobar cómo este personaje fue un consagrado arbitro de primera división. La escena donde el tinerfeño le cuenta al cantautor vizcaino que la última vez que se emocionó de verdad fue cuando la repelente niña esa, Mari Carmen o María Jesús, ganó Eurojunior con Antes muerta que sencilla fue sublime. La perpleja mirada de Tontxu ha sido lo más elocuente y televisivo de todo lo que se ha emitido en los últimos tiempos por nuestras pantallas. No se lo pierdan en los zapings. Mientras nos quede esto, los galácticos ya se pueden ir a bodas, pasarelas, anuncios, fiestas y elsas patakis.

Eres un enfermo

Sobre las cinco de la mañana de la noche del sábado a domingo contemplé como desde el salón salían unas luces resplandecientes y televisivas. Era mi cuñado siguiendo la Fórmula 1 desde Australia. Es un enfermo. Había regresado la Alonsomania.
Yo esperé a las 12 del mediodía para ver en diferido la prueba, donde una vez más, Fernando Alonso hizo el carrerón de su vida, pero resulta que ganó su compañero Fisichella. El día que vuelva a vencer el asturiano Telecinco quita Gran Hermano y nos pone las 24 horas El coche de tu vida, un reality show con mecánicos, managers, macizas con parasoles, ingenieros…todo ello presentado, cómo no, por Antonio Lobato, qué menuda vida que se pega el pájaro.
Es un enfermo.
A parte del fútbol del fin de semana, donde las cantadas de los porteros se han hecho un hueco y podían representarnos en Eurovisión mejor que las new aserejé estas que irán a Kiev. (Reconozco que mi SMS fue para Las Supremas de Móstoles, ¡ojo, que será lo más bailado en sanfermines!) Digo que lo más destacado ha sido el paso efímero de España por la moqueta eslovaca en la Copa Davis y las 12 medallas en el europeo indoor de atletismo. Por cierto, en los deportes de Antena 3 del domingo por la noche, los de la atractiva Lourdes Maldonado, obviaron el acontecimiento deportivo del día. Se me escapa el porqué de su proceder. Para esta cadena fue mucho más importante el poste de Tevenet en Los Pajaritos que el oro de Lino en salto de longitud.
Son unos enfermos.
El atletismo de invierno se ve muy a gusto en el sillón bol. Muy calentitos y en un fin de semana te tragas todas las disciplinas con los atletas más granados. Reyes Estévez dio la nota habitual, aunque ganase dos bronces. Tenía que haber arrasado en nuestro 1.500. Y de gran mérito fue el bronce en triple salto de Carlota Castrejana, con tres récords de España consecutivos.
Bueno, hoy continúa la sesión con Collina en Stanford Bridge y con mi admirado Mourinho sacando de quicio al Barça, ese sí que es un enfermo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Al otro lado del río

Al otro lado del río. Esta es la frase que va a hacer historia tras la entrega esta madrugada de los oscars. Jorge Drexler la va a poner de moda. Ahí, al otro lado de la liga se han autoenvíado los jugadores rojillos. Los paísanos de Drexler, Pablo García y Chengue Morales, no han podio hacer nada para cruzar desde el Rubicón de la UEFA al del descenso. Cuidado con ese margen fluvial porque, en menos que canta un gallo, te ves envuelto en luchas numantinas, ensaimadas palaciegas y navajazos albaceteños.
Ya ponderé hace tiempo al actual entrenador del Málaga Antonio Tapia cuando todavía dirigía al Málaga B. Vaticiné que haría grandes cosas porque era un entrenador de fútbol lo más parecido a un coach de baloncesto. Osea: ciencia, estudio y estadística al servicio del juego. Menos rondos y partidillos donde juega hasta el fisioterapeuta y más dirección estratégica desde la grada. Menos inspiración y más metodología.
El Málaga lleva una racha impresionante con Antonio Tapia en el banquillo. Por el contrario Osasuna ayer fue lo más parecido a un tenista español en Wimblendon. El resultado fue de Ivan Lendl contra Higueras en la glamourosa hierba londinense.

También vi ayer, a ratos, como ganaba la Carling Cup otro técnico que cimenta sus victorias en el método y en el estudio. El Chelsea de José Mourinho se impuso en la prórroga al Liverpool de Benítez. El odiado, el borde (ha puesto de moda la palabra), el chulo Mourinho, el Clint Eastwood del fútbol que actúa Sin Perdón, se ha hecho con otro título. Su feo gesto de ayer, mandando callar al público, no está a la altura de un campeón. Ya es como Raúl y el Niño Torres. Sin embargo, reconozco que me ponen este tipo de entrenadores transgresores y provocadores, que arman sus triunfos con el constante trabajo en la cancha y fuera de ella. Son la antitiesis de los Molowny, Del Bosque, Rijkaard, Víctor Fernández… que basan el juego en la inspiración divina de sus cracks.
Por un lado Mourinho, Benítez, Tapia, Wenger, Bielsa, Clemente, Luxemburgo (sino le engulle el agujero negro de la galaxia blanca) dirigen sus equipos en plan Dusko Ivanovic (actitud y táctica); por el otro, los Menotti, Del Bosque, Rijkaard, Víctor Fernández, Serra Ferrer… rezan para que una chilena acabe en gol. Como en la película Evasión o Victoria. Los dos estilos tienen títulos y fracasos. Es cuestión de gustos y lo que uno deseé para su equipo.

Por último, no quiero obviar el macabro vals que nos hizo bailar el Austria de Viena en San Mamés. La triunfal Marcha Rutzedzsky que se entonaba con el gol de Yeste pasó a una Mazurka para dos muertos con la victoria austríaca. La UEFA se nos esfumó también al otro lado del río, en concreto a la orilla del Danubio Azul.

Creus dejó en evidencia a Imbroda

La Copa del Rey de basket celebrada en Zaragoza ha centrado gran parte de mi actividad como sillonbolista este fin de semana. Este torneo tiene un atractivo especial. Es el KO por excelencia. El gran ambiente en la grada se ve reflejado por lo espectacular de los choques en la cancha.
Ha ganado el trofeo el Unicaja de Málaga, lo ha hecho por primera vez en su historia, y además es el primer galardón que obtiene dentro del paraguas ACB.
El conjunto andaluz se clasificó de rebote en el último partido de la liga regular. Sin embargo, la racha era victoriosa, de equipo que iba a más. El efecto de las rachas en el deporte, tanto positivas como negativas, es demoledor. La costumbre de ganar, o perder, realiza un efectivo trabajo psicológico. Así que la inercia vencedora del Unicaja, que ya se había iniciado semanas atrás, le ha hecho poseedor de la Copa del Rey.
En el plano individual el amigo Garbajosa realizó ayer un encuentro excepcional. Leyó el partido como un balcánico. Puso la garra, la templanza y un soberbia elección de táctica individual cuando lanzó un triple ganador.
Por otra parte, en lo micrófonos de La 2 pudimos oír a un buen Pedro Barthe, narrando con objetividad y ritmo. El flamante nuevo director de TVE, que suele perder los papeles cuando juega la selección española, sobre todo si hay yugoslavos en juego, ayer lo hizo bien, para mi gusto. En los comentarios tuvimos un duelo desigual. Chichi Creus dejó, una vez más, en evidencia a Javier Imbroda. El ex base catalán cada ocasión que opinaba era para impartir una lección de baloncesto. Continuamente mostraba las claves precisas para entender un deporte que no es nada fácil de seguir tácticamente. Creus tenía analizados los equipos, sus jugadas más efectivas, su modelo defensivo, etc. y todo eso lo intercalaba sabiamente entre la narración de Pedro Barthe.
Sin embargo, el ex seleccionador Javier Imbroda sólo decía obviedades o reafirmaciones a lo que manifestaba el locutor. Mientras Creus vaticinaba que Herreros cortaría por el fondo de la canasta para recibir el balón tras un bloqueo, Imbroda nos abría la luz con comentarios del tipo "importántisimo Garbajosa" "efectivo Bennett" ¡cómo si no lo estuviéramos viendolo todos!
A un comentarista se le pide que aporte luz y punto de vista entendido a lo que vemos y sabemos; que nos explique las situaciones del juego y nos resuelva las dudas de aficionado que tenemos. Y la verdad Javier Imbroda no está dotado para ello. Al contrario que Joan Creus que se ha convertido en el mejor comentarista de la televisión deportiva actual.

Retomar el mando

Reconozco que este invierno los avatares profesionales y personales están arrinconando a mi divertimento del Sillón Bol. Otrora acontecimientos deseados como agua de mayo no hacen mella en mis apetencias.
Así grandes eventos como el nuevo triunfo de los Patriots en la Super Bowl americana no la he podido seguir. Además no ha habido escándalo en el intermedio con lo que todo ha pasado más desapercibido. El caso es que el equipo de Massachussets ha recogido la bandera del orgullo de los Celtic de Boston. Menudo año para ese estado, ganaron las Series Mundiales de béisbol con los Medias Rojas y la Super Bowl. Eso sí, su gobernador John Kerry no pudo con el Profundo Sur de George Bush en las presidenciales americanas.
También están pasando sin darme cuenta todos los crosses invernales a los que tan aficionado he sido, incluso in situ con mi bocata de tortilla y mi bota de vino. Pero este año nada, sólo algún zaping suelto para ver a keniatas y etíopes zapatear por Amorebieta.
Y que voy a decir del Seis Naciones de rugby. Para mí era el evento deportivo del año. Ya llevamos dos jornadas y no he visto más que retazos sueltos. Me estoy perdiendo la debacle de Inglaterra, actual campeona del mundo, y el resurgir de Gales. Prometo prestar atención al deporte oval.
En este 2005, no sé si por el horario de niño en casa o qué, lo único que he seguido bastante ha sido el París-Dakar y la Pirena, esa prueba de trineos que siempre me remiten a las novelas de Jack London, con su perro Colmillo Blanco. La verdad que he disfrutado con los resúmenes de los mushers, por cierto, he comprobado que la mayoría de los perros no parecen samoyedos de esos, o huskies, más bien asemejan pointers tirando como posesos del trineo.
Bueno esta es la realidad de mi Sillón Bol actual, espero que con la apertura de la temporada ciclista, las motos, la Fórmula 1 y los iniciales 0-3 del Athletic me vuelva a enganchar al mando.

El perro amarillo

Fin de semana de auténtico Sillón Bol.
El que quiso ver pelota pudo acabar hasta las idems. Menudos eternos partidos que se pudieron contemplar desde Urduliz, Barakaldo y Eibar, el de Del Rey contra Capellán. Esto es como la tierra batida en el tenis. En ese deporte, en el tenis, los excitantes aullidos de las rusas en el Abierto de Australia dieron paso en la final a las norteamericanas Serena y Davenport, y en cambio, en hombres el morrosko Safin le mandó a tomar olas al local Hewit. Todo al revés.

El fútbol nos ha dejado el pincho de merluza, como diría Andrés Montes, del amigo Belleti en el Sánzhez Pizjuan. También esa acción pudo ser un bloqueo de un voleibolista del Caja Duero de Soria. Por cierto, en esa ciudad, en ese campo de Castilla helado y machadiano cayó herido el Numancia por el rayo británico, dejando a los sorianos como pajaritos de Segunda.
A su vez fue llamativo el 0-4 de Anoeta de la canarinha del Villarreal. Me parece que este año le toca a Osasuna devolver el favor a los donostiarras.
Me gusta que el fútbol se entremezcle con la cultura. No todo van a ser frases del estilo "El fútbol es así"; "Desde el banquillo no se aprecia bien las jugadas"; "Queda mucha liga"; "No suelo hablar de los árbitros pero…", etc. Por eso, uno se queda felizmente perplejo ante DJ Cooper y su Autopista hacia el Infierno de AC/DC que pinchó en el calentamiento del Mallorca-Getafe, y como no, de la cita quevediana de Ferrando a Radomir Antic sobre la envidia y el perro amarillo. Se nota el año Cervantes. Por eso, Calderón fue el mejor del partido en que el Tau ganó al Madrid en Vistalegre. Habrá que ver que cara ponen los examinadores del COI cuando le digan que se juega a basket en una plaza de toros, y que en el reconstruido Palacio de los Deportes hay localidades ciegas para ver el europeo de atletismo indoor.

El Cross de Lasarte, en su 50 Aniversario, fue para el blanco Lebed. La máquina ucraniana se impuso al hermano de Kenenisa Bekele, un chaval que dicen que viene como el mayor. Otro entrañable etíope venció en el medio maratón de Almería. Gebreselaisse, la sonrisa horizontal, ha dejado atrás su lesión del talón de Aquiles y espera estar a tope para el maratón de Londres, allá por abril. Mira que tiene mérito arrasar corriendo de puntillas y con cara de felicidad.

Por último, contemplé como el trío belga se impuso, como el año pasado, en el mundial de ciclocross de Alemania. La facilidad con la que ganan estos flamencos es insultante. Además da igual que la pista estuviera helada, ellos a lo suyo, a por las medallas, son los keniatas del 3.000 obstáculos, los etíopes de los 10.000, o los rusos del patinaje artístico.

Muerte súbita

La mala noticia del día fue la muerte súbita de María, la hija de ocho meses de Caneira, el defensa del Valencia que debía de haber jugado el domingo en el Sadar. Todos los que hemos tenido niñas y niños a esa edad hemos convivido con esa maldita ruleta porcentual de este tie break irremediable. No quiero ni imaginarme cómo se deben sentir en estos momentos los padres. Transmitimos desde aquí nuestras condolencias a toda la familia de la pobre chiquilla.

La realidad deportiva se sumerge en debates de por qué se jugó el partido. Mi opinión es que el árbitro debía de haber suspendido el encuentro, sin consultar con sus superiores. Fuerza mayor, y ya está. Eso hubiese sido un razonable ramalazo de autoridad competente.

El domiongo también finalizó el Dakar. De esta edición del raid africano me quedo con el apabullamiento de Peterhansel, el francés lleva seis victorias en motos y dos en coches; con el dominio de los Mitsubishi; con los meritorios puestos de Coma y Esteve en motos; con las impresionantes imágenes dunares del resumen de La 2, allá por las nueve y cuarto de la noche; con las adictivas crónicas de Palomar en el Marca (eso es periodismo de investigación y no lo de la cámara oculta en un puticlú de lujo); y por supuesto, me quedó con los muertos que se han perpetuado en las dunas y en el caos circulatorio de Dakar. A fuerza de verlos en los resúmenes diarios nos habíamos hecho colegas de El Carni y de Fabrizio Meonoi, sentimos muy cerca sus muertes.

Para finalizar, me gustaría entrar en un debate que es cíclico: el del fuera de juego. Como en el partido del Madrid ha saltado la polémica pues venga todos a hablar de la regla en cuestión. Pues bien, a las voces que propagan su desaparición yo opongo el que persista la discutida regla. Los que argumentan en su contra creo que se equivocan. El juego se volvería más aburrido, defensivo, sin espacios, individual y sobre todo, perdería velocidad. Eso de que habría más goles es un mito. A las pruebas, que alguna vez se han realizado en el Plus, me remito. La dificultad del fuera de juego estriba en su subjetividad, al entrar el ojo humano en escena. Yo lo que abogo es porque la regla se mejore tecnológicamente. Si hay programadores informáticos capaz de crear máquinas invencibles en ajedrez, cómo coño no va a existir nadie, que a base de microchips, le transmita al árbitro si hay posición adelantada (como dice Michel) o no. Para los incrédulos yo propondría que el partido a favor de los afectados del tsunami se juegue sin fuera de juega. Ya verán que petardazo nos tragamos.

Labaka y el toro

Mi sillón bol el 2005 comenzó como el 2004, con una buena resaca, contemplando como los saltadores de esquí se lanzaban por el tobogán de Gamirsch -Panterkissen, o como se diga y como los valses de Viena eran un bálsamo ante tanta comilona entre tsunamis y desheredados del sudeste asiático.

Este año hemos tenido los famosos seis minutos del Bernabéu para aplacar el mono futbolero, porque lo de las selecciones autonómicas en Navidad es peor que el Torneo Carranza en agosto, a las 12 de la noche. Donde estén unas navidades a la inglesa, con matchs de verdad y gente en los estadios, que se quiten partidos contra la droga y demás pachangas politiqueras.

Vuelvo a los seis minutos, fue curioso contemplar en el coliseo madridista (así le llaman en el Foro) como un equipo salió enchufado y el otro saludando a la afición. Llegó el minuto cuatro y ocurrió el famoso choque bovino entre Labaka y el Miura canarinho. Ronaldo goleó sin piedad y salió del estadio dando unas bocanadas de aire agónicas, como las de los astados cuando los pasaporta Valderrama. Hablando de astados, ahora resulta que la novia de Ronaldo, la Chingarrelli, estaba casada y la famosa boda parisina se va a quedar en gran juerga a las orillas del Sena. Me imagino al espía de Florentino avisando por el walkie a Luxemburgo de los excesos de los galácticos.

Bueno, el caso es que el Madrid ganó en seis minutos la noche de Reyes y con tres ocasiones en el Calderón. Recorta 6 puntos al Barça y se coloca con el efecto Luxe.
Por cierto, el niño Torres falló en un partido todo lo que ha errado Julio Salinas en toda su carrera deportiva. Pero el chaval tiene bula mediática.
Ahora que llega la Constitución europea ya sabemos de lo que es capaz de hacer Luxemburgo. El hombre, con esa pinta de Superagente 86 del Amazonas, ha puesto las pilas a los galácticos, que siguen sin jugar ni a tabas, pero ganan. En el palco, Arrigo Sachi sonríe porque una vez más ha sido gafe para el Atlético de Madrid.

Del resto de la jornada me quedó con la impresión de que el 2005 no va ser el año del Barça, quizá del Espanyol, siempre y cuando pasen por Montjuïch ONGs como Osasuna.

A más

Desde hace mucho tiempo he mantenido una tenebrosa perspectiva con respecto al terrorismo: siempre se puede ir a peor, o sea el famoso salto cualitativo. Desde que el grupo islamista GIA argelino lo mismo asesinaba a periodistas laicos, pasaba a cuchillo a inocentes monjas clarisas o degollaba pueblos enteros en la Kabilia bereber he pensado que el fanatismo político y religioso, y sus terroríficos métodos de amedrentar a la población, irían a más.
Lo pudimos comprobar en el Bernabéu. Hasta ahora el deporte era un refugio seguro de la indiscriminación terrorista. Bastó el paranoico contexto que se vive en Madrid desde el 11-M y las recientes bombas/propagandas del pasado puente, para que una falsa llamada, autentificada por Gara y la Policia, siembre en unos instantes nuestra mente de siniestros presagios.

Yo preparaba el domingo la cena con la radio puesta, atento a los minutos finales de un partido vibrante, cuando saltó la noticia. Me vino a la cabeza las grandes avalanchas de público en Heyssel, Inglaterra o la última de Ghana, donde perecieron cien personas. Apagué el fuego, me puse los auriculares y acudí al televisor. La primera cadena en dar la noticia fue ETB2, luego lo hizo Tele 5 y Canal Plus. Las imágenes mostraban que la gente desalojaba Chamartín relativamente tranquila. Di un suspiro de alivio. En ocho minutos 75.000 personas abandonaron sin incidentes el estadio. El pánico se apoderó sólo de los oyentes de radio y espectadores de televisión.

Corren malos tiempos para el fútbol en directo. Uno lleva a sus hijos al estadio y unos cuantos energúmenos hacen el mono para insultar a los jugadores de color. Uno lleva a sus sobrinos a ver un encuentro de fútbol y el grito que más se escucha es el de españoles hijos de puta (con perdón), uno lleva a su hijo al fútbol, se cagan en su madre y le tildan de vasco asesino de mierda (con perdón) y uno lleva a su hija al fútbol y tiene que marcharse incrédulo antes de tiempo porque un desalmado juega a liberar la patria (con perdón).
Lo peor de todo es que ahora estas amenazas se reproducirán en todas direcciones, en lo que los teóricos llaman la Netwar, o sea la guerra en red. Otro salto cualitativo. Sólo nos queda la Play Station 25.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Goles tontos

El primer partido del siglo XXI viene con una previa calentita. Tras el set que le metió el Madrid al Albacete y la derrota culé en el antiguo Villamarín hacen que el próximo Barça-Madrid comience a echar humo. Aunque antes los internacionales volarán con sus respectivas selecciones y dejaran la cancha de entrenamiento como un solar y con algún lesionado viendo el match por las autonómicas.

La verdad es que el Madrid se topó con un conjunto manchego más dulcinea que nunca y el Barcelona con un Betis afortunado que le hizo hincar la rodilla e inocular el olvidado virus de la madriditis. ¡Qué vienen los blancos!

Sin embargo, esta jornada pasará a la historia como la de los goles tontos. Creo que es difícil que volvamos a ver que en un mismo encuentro, como el Numancia-Sevilla, que todos los goles sean candidatos a zapings, batidoras y demás programas resumen de lo paranormal.

El gol inicial del Sevilla fue gracias a que el portero numantino Juanma emuló a Higuita dentro del área pequeña y en un alarde de exquisita técnica individual (estilo Rocky Liceranzu) le regaló el balón al delantero hispalense, que flipó ante tanta generosidad del portero Cáritas del Numancia. Gracias quilló.
Después vendría el empate del conjunto soriano merced a un despeje de puños que el arquero Esteban mandó velozmente al techo de la portería. El cancerbero sevillista parecía Mazinger Z. !Puños fuera!

Y el no va más fue cuando el defensa numantino Antonio pegó un patadón de 68,5 metros para defender el empate, y por esas extrañas causas de los vídeos de primera, el esférico dio un bote de globo tenístico, a continuación el helador viento mesetario y el error de cálculo de Esteban hicieron el resto. Menos mal que no le he cogido para la Liga Fantástica a este muchacho.

Me cuentan que al Mono Montoya le han metido dos goles seguidos desde medio campo por jugar adelantado con el Independiente de Avellaneda. Apuesto a que le endiñarán el tercero. Estos porteros shows son así. O no se acuerdan de aquel gol que le metió nuestro Goiko con la Real al albardado de Chilavert sacando de medio campo. Antes el portero paraguayo, que le gustaba tirar las faltas y los penaltis, había metido uno de ellos y se dedicó a celebrar el gol ante la afición ligalla en la Romareda; mientras se extasiaba ante el público maño y bajaba a la portería, la Real sacó rápido de centro y Goiko empaló un disparo que pilló a Chilavert saludando a la afición y con gesto incrédulo contempló como el balón le sobrepasaba directo al fondo de sus redes.

En fin, que el sábado nos espera un Barça-Madird donde daríamos unos euros por ver una boñiga de este calado entre tanto glamour y humo.

Eibarpool for ever!

El Eibarpool vuelve por sus fueros y la Bombonera de Ipurua vibra con su club. El Eibar, por supuesto, es mi equipo de Segunda preferido. Tuve el honor de ver el último encuentro que jugó el conjunto armero en Segunda B. Fue en Tabira frente a la Cultural de Durango. Se desplazaron miles de eibarreses hasta mi pueblo natal, dejando Goienkalle sin vino; se llevaron los puntos y el ascenso a una categoría en la que son los reyes. No hay que olvidar que la Sociedad Deportiva Eibar es el equipo con más años consecutivos en la categoría de plata. Gracias a la proximidad geográfica, apenas nos separan 15 kilómetros y el puerto de Areitio, desde que ascendió el conjunto del Bajo Deba es el que poso los ojos cuando miro en el teletexto los resultados de Segunda.
Además este año cuenta con un entrenador, Mendilibar, que es uno de los jugadores más completos que ha pasado por la Cultu.
Esperemos que dure ahí arriba el conjunto azulgrana, o verdiblanco, porque la segunda equipación del Eibar es como la del Sporting de Lisboa o el Celtic de Glasgow. Algunos de mis amigos eibarreses ya me dicen que va a causar furor en cuanto se ponga a la venta en Navidades.

Yo me alegro mucho por el triunfo de un club que es el paradigma de una sociedad entregada a luchar, sin rutilantes estrellas, pero con el mono azul/trabajador que siempre ha caracterizado a los miles de obreros en las fábricas de armas, máquinas de coser, bicicletas o cientos de talleres que han hecho grande a Eibar. Pero si por lo único que ha saltado a la información deportiva con glamour es porque su utillero ha hecho el anuncio de la furgoneta Kangoo.

Para muchos Eibar es un agujero, como Bilbao, un tapón en la nacional 634, que sin embargo fue descubierta en el concierto económico internacional mucho antes, que, por ejemplo San Sebastián. Cuentan los eibarreses que mientras un donostiarra se dedicaba a extasiarse con La Concha y sus ilustres visitantes ellos ya eran conocidos por las grandes ferias industriales, ofreciendo el fruto de su duro trabajo en la fábrica.
Hoy podemos decir que el Eibar es el líder de Segunda y que su delantero Joseba Llorente es el Pichichi de la categoría. Esperemos que dure y que la Virgen de Arrate les proteja. Y por último, no se olviden de la definición de lo que es un eibarrés. Uno de Bilbao, pero con dinero.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres